Un contacto deja sin posibilidades a Rodrigo Peralta en Monterrey

Muy pronto terminaron las posibilidades para Rodrigo Peralta, piloto de Alcatel One Touch / Sanirent, en la cuarta carrera del año de la NASCAR Toyota Series, disputada sobre el abrasador asfalto del Autódromo Monterrey, en su especificación semi ovalada denominada popularmente “el frijol”, en donde un contacto al principio de la carrera con Jorge Contreras Jr. lo dejó sin opciones reales en carrera, concluyendo finalmente en la vigésima posición.

El actual campeón de la categoría había tenido el día anterior unas buenas prácticas oficiales, que lo dejaban muy cerca de los primeros lugares, a apenas 3 décimas de segundo. La sesión de calificación se desarrollaba sin incidentes y dejaba al piloto de la Escudería Tame en un valioso séptimo lugar, marcando un crono de 36.479 segundos, que dejaba a Peralta en buena disposición de luchar por los primeros lugares desde el inicio.

La Regia 240Km daba comienzo con un Rodrigo Peralta muy bien colocado y con ganas de ofrecer un buen espectáculo a sus patrocinadores y fans, pero el auto de Jorge Contreras Jr. se atravesó en su camino demasiado pronto, en la 3ª vuelta, causando la primera bandera amarilla de la competencia.

“Fue una lástima el contacto que tuvimos. La carrera fue muy frustrante, ya que teníamos un auto competitivo y esto nos impidió hacer un buen papel. Un contacto con dos autos enfrente de mí hizo que uno de ellos saliera disparado a la trayectoria y no tuve oportunidad de esquivarlo. Después del contacto, el coche se deterioró por completo”

A partir de ese momento comenzaba el piloto de Alcatel One Touch / Sanirent su particular vía crucis regio, con un auto muy dañado en la zona de la defensa, lo que le generó una muy mala eficiencia aerodinámica, quedando compitiendo en unas condiciones que no eran las deseables para optar a pelear por los primeros lugares de la carrera.

Los integrantes y aficionados de la Escudería Tame esperaban mucho más de lo que se pudo ofrecer, pues al auto #24 se le veía un gran potencial por lo visto en prácticas y calificación, pero no pudo ser reparado en un principio ni a lo largo de la carrera, pues se presentaron muchas banderas amarillas en las que se tenía la esperanza de solventar los problemas en cada parada, pero de poco sirvieron los esfuerzos del equipo de mecánicos de Rodrigo, que se adaptó muy bien a la pista y a las duras condiciones que en ella se sentían.

“La pista estuvo muy bien, la temperatura fue algo muy fuerte y tomó mucho juego en el transcurso de la competencia”

El piloto capitalino se mantuvo durante toda la carrera en unas posiciones relativamente constantes para, al final de la justa de Monterrey, acercarse y conseguir el lugar 20, su posición final, que le hace perder una posición en el campeonato de pilotos de la NASCAR Toyota Series, ubicándose en la actualidad el octavo, con 136 puntos, a únicamente 3 del quinto lugar, representando brillantemente a sus patrocinadores, a los que dedica unas palabras, así como a sus fans.

“Gracias a Alcatel Onetouch, Unefon, Sanirent, Mota-Engil e Índigo por todo su apoyo, estamos seguros que vendrán mucho mejores resultados. Gracias a toda la gente que nos sigue por su apoyo y cariño. El auto 24 se prepara para estar en la punta”

La siguiente cita de Rodrigo Peralta y el equipo Alcatel One Touch / Sanirent con la serie automovilística más importante de México será el próximo 11 de mayo, cuando se dispute la “Potosina 200Km”, en el Súper Óvalo Potosino, una carrera en un óvalo pequeño que será de nuevo un cambio de concepto en cuestión de estrategias, tanto para los equipos como para el piloto en la pista y donde Rodrigo espera haber dejado atrás toda la mala suerte y ofrecer los mejores resultados.

Prensa Escudería Tame

Oval Zone Media

Comments are closed.